Conocer este pequeño espacio de tierra llamado Asturias, es el objetivo con el que nace Semeyas de Asturias.

Escarpadas y abruptas montañas, frondosos bosques, rios, arroyos, cascadas, acantilados, playas y recónditas calas, configuran esta ancestral tierra de belleza indescriptible.

Conociendo, disfrutando, divulgando y colaborando en la medida de nuestras posibilidades, en la protección de sus espacios naturales, su flora y su fauna salvaje, contribuiremos a que generaciones posteriores, disfruten de esta tierra mágica, de este Paraíso Natural, que es Asturias.

Asturias, es en muchos casos el último refugio para muchas especies que caminan hacia la extinción.

Nuestra conducta cuando nos internemos en sus bosques, en la montaña no ha de ir encaminada solo hacia nuestro propio disfrute, sino a colaborar en defender la supervivencia de todos los seres vivos que comparten este espacio con nosotros.

Osos pardos, lobos, zorros, ciervos, rebecos, corzos, gamos, nutrias, etc. etc. , su existencia depende de como nos comportemos.

Solamente si respetamos sus costumbres, su hábitat natural, solamente así, tal vez mañana en la cumbre de una montaña, en un claro de un bosque podamos en compañía de nuestros hijos o de nuestros compañeros de ruta, mientras comemos un bocadillo, observarlos en todo su esplendor y compartir con ellos un momento único y mágico.



Popular Posts

miércoles, 31 de marzo de 2010

Ruta de los Puertos de Agüeria

La Ruta de los Puertos de Agüeria , tiene como punto de partida bien la pequeña aldea de Lindes o bien la de Ricabo, ambas en el Concejo de Quirós.

La diversidad y el buen estado de conservación de sus amplias masas forestales, la riqueza de su fauna que alberga especies tales como el oso pardo cantábrico, urogallos, zorros, lobos, tejones, nutrias, corzos, rebecos, águilas, buitres, etc.., ha llevado a que gran parte del Concejo de Quirós esté declarado Paisaje Protegido , y en concreto la zona por la que transita la ruta de los Puertos de Agüeria, se encuentra incluida y bajo el ámbito de protección del Parque Natural de las Ubiñas – La Mesa.


A Lindes , situado a 890 msnm, se accede por la carretera municipal QU-4 en un ascenso de casi 12 km desde Santa Marina.






El mejor lugar para dejar nuestro vehículo, es el campo de la iglesia situado en el centro de la aldea, a unos metros ya nos encontramos con un panel señalizador de la ruta.





Comenzamos nuestra marcha entre las casas de la pequeña aldea de Lindes



El camino carretero asciende en dirección Suroeste y en breve nos conduce hasta un grupo de cuadras llamado La Coaña.




A partir de aquí, el camino se torna en sendero e inicia una empinada subida en zig-zag por las revueltas del Carrilón




Al final de la subida, nos encontramos con una bifurcación perfectamente señalizada, el camino que sale hacia la derecha se dirige a las cabañas de Manín y a Peña Rueda, el de la izquierda, a las Escolmenas y a los Puertos de Agüeria.




El camino, es ahora mucho más cómodo y en pocos minutos se llega a la altura de la cabaña de Las Escolmenas.



El sendero transcurre por una zona de umbría, donde los rayos de sol, a duras penas traspasan la tupida vegetación que rodea al sendero.



Transitamos por una zona donde el suelo esta completamente tomado por el agua y el barro, hasta encontrarnos con una nueva bifurcación en el camino.


El sendero que sale al frente conduce al mágico bosque de Lindes, el que sale a la derecha a los Puertos de Agüeria.



Tomando este último, comenzamos a adentrarnos en el bosque por un sendero que asciende en fuerte pendiente.



Merece la pena tomarse la marcha con calma y disfrutar de de la inigualable belleza de esta ruta, disfrutar de todos y cada uno de los recodos del camino.

Ver, oír, sentir....



Rápidamente alcanzamos el Collau de la Cándana, situado a 1.266 m.s.n.m., un lugar idóneo para tomarse un respiro y hacer un alto en en nuestro caminar.



En el centro de esta pequeña majada rodeada de hayas, un poste señalizador nos indica las rutas que podemos llevar a cabo desde aquí.




Peña Arpin, el cielo azul radiante....

Cuesta trabajo abandonar la majada, pero es hora de continuar nuestro camino y adentrarnos de nuevo en el bosque




El camino se interna entre la espesura del bosque en un fuerte y acusado descenso.



La primera parte de nuestro recorrido habia transcurrido entre prados, bosques de robles y hayas, ahora comienzan a aparecer las primeras formaciones boscosas de tejos, acebos ….



El bosque comienza a lucir los primeros colores del otoño, dando lugar a imágenes de una belleza plástica inconmensurable, ocres y amarillos se entremezclan con los verdes y el rojo de los frutos del Serbal de los Cazadores .








El sendero nos lleva sin posibilidad de perdida alguna hasta :



El pequeño desfiladero de la Foz Grande, es uno de los lugares de mayor belleza que uno puede atravesar.



La sensación que se vive dentro de estos oscuros bosques es sobrenatural.



Un paraíso dentro del paraíso natural que es Asturias.



Un paisaje que hechiza y conmueve, armonía , paz, sosiego, libertad….



Atravesamos la Foz Grande , donde incluso tenemos la suerte, de disfrutar observando a un numeroso grupo de rebecos que pastan en las laderas de las montañas que nos rodean



Al salir de la Foz Grande, tras una pequeña subida, se desciende para cruzar el río y continuar nuestra marcha por un sendero no muy marcado, que transita pegado a las verticales que se desploman hasta el río.



Un poco más adelante, de nuevo cruzamos el río para continuar nuestro camino por el sendero que ahora marcha por las laderas que descienden de Peña Rueda.



El sendero gana altura con rapidez llevando ahora el río a nuestra izquierda, hasta alcanzar el alto del Boquerón de Agüeria., allí, de súbito, aparece ante los ojos del caminante un paisaje de ensueño, un mar de colores con las Fontanes como telón de fondo.



Nos encontramos a las puertas del magnífico circo que forman los Puertos de Agüeria, uno de los lugares más hermosos del Concejo de Quiros y de Asturias.

Estamos a unos 1.500 m de altitud , en torno nuestro se elevan, a un lado las cumbres del Macizo de Ubiña y al otro Peña Rueda, con cimas superiores a los 2.400 m.s.n.m.


Al fondo la linea que va de las Fontanes al Huerto del Diablo



En la “Güeria”, nace el río Lindes, que tras bordear Peña Rueda, da lugar al río Trubia, incorporándose posteriormente al Nalón, para acabar desembocando en el mar Cantábrico en San Esteban de Pravia.



Seguimos camino adelante, siempre con el pico Fontan con sus 2.417 m.s.n.m al fondo , avanzando por este idilico lugar, teniendo ya a nuestra vista la braña de los Cuadros.

A partir de aquí , el camino desparece y solo hay algunos senderos muy pocos marcados, debemos de abandonar el río y encaminarnos a nuestra derecha, hacia los bosquetes de acebos situados por encima de nosotros.



Atravesamos el primer casquete de acebos, aún tenemos muy cerca el rio




Poco a poco se va ganando altura, llegamos a una nueva braña, La Xinxeal




La belleza del entorno es tal que cuesta describirla




Los caballos semisalvajes se acercan a mirarnos con curiosidad



Seguimos subiendo a media ladera, siguiendo los pequeños senderos que cruzan las manchas de acebos que cubren toda esta zona.

Entre los acebos , se suceden las camperas como la de LLanu la Carba, Llanu Piornal, la Cerezal …, en algunas simplemente encontramos restos de antigüas cabañas, en otras :



La altura y frondosidad de los acebos llega a cubrir las cabañas y dificultar el paso por los minúsculos senderos que los que transitamos.



Con la altura empezamos a tener una nueva perspectiva de los Puertos de Agüeria



Y de las cumbres que nos rodean

El Tapinón y Siegalavá





Fontanes



En esta parte del recorrido hay que tener cierta precaución, ya que no existe señalización alguna, los senderos son múltiples y la altura de los acebos no nos deja mucha visibilidad, en nuestro caso nos desviamos mucho a nuestra derecha y ascendimos demasiado.



Suerte que nos encontramos con unos pastores que bajaban el ganado y nos indicaron el camino correcto, unos cientos de metros atrás , en un claro habíamos tomado el sendero equivocado.








Rectificado el error , ahora sí por el sendero correcto, que por tramos es casi un ancho pero embarrado camino , nos acercamos rápidamente a la Cardosina.




Uno de los lugares con mayor encanto y belleza de los Puertos de Agüeria, un mirador natural de los puertos , desde donde se contempla en todo su esplendor este valle , que aún se conserva en estado puro y salvaje.



De la Cardosina, se puede seguir ruta hacía el Collado de Lingleo , situado un poco más arriba de donde nos encontramos y de allí , siempre en bajada hasta Ricabo.



Nosotros optamos por quedarnos en la Cardosina a disfrutar del soleado día y del idílico paisaje que nos rodeaba.



Como siempre, el tiempo pasa rápidamente y es hora de comenzar el regreso



De ir dejando atrás unos de los paisajes más espectaculares del macizo de las Ubiñas



En el descenso, la luz del atardecer otoñal, nos muestra el bosque en todo su esplendor




De nuevo en el río, una última mirada atrás antes de encaminarnos ya a la Foz Grande








Una primera bajada por el pedrero



El sol comienza ya a desaparecer entre las primeras rocas del desfiladero



Y de nuevo nos vemos envueltos durante el resto del camino en la magia de estos bosques
























(Las imágenes publicadas corresponden a la ruta realizada el 3/10/2009)
Caminando por Asturias, Caminando por el Paraíso

11 comentarios:

ALEX 11 de mayo de 2010, 8:10  

Por más que vaya a Asturias, sus paisajes no dejan de impresionarme. Esta me la apunto para cuando me acerque por la zona.
Saludos

hoyando cumbre 19 de mayo de 2010, 4:41  

¡que fotos tan guapas!, hacen justicia al sitio

Laudelino 24 de mayo de 2010, 2:14  

Muchas gracias por compartir la belleza de esta ruta con nosotros. Las fotos son muy muy bellas. Uno siempre tiene ganas de volver por estos senderos. Un saludo.

Lidia 31 de mayo de 2010, 2:53  

Que fotos más impresionantes! procuraré hacer una visita a ese sitio.

loscorzos 3 de junio de 2010, 8:14  

Un reportaje increible, de las fotos no hay nada que decir, son una pasada. Hace dos semanas estube en Peña Rueda y este finde voy a los puertos. Tu reportaje me a servido de mucha ayuda y de que me entren mas ganas de ir.
Un saludo

Sara 3 de agosto de 2010, 3:52  

Me encantó la ruta, me la apunto.Que fotos más preciosas.
Asturias es inigualable,estoy enamorada hasta las trancas, del pasiaje asturleonés...no hay nada igual.
Un saludo

Jesus 28 de abril de 2011, 15:25  

Alvaro como aprendes de tu padre, menudas fotos sacas ya, si sigues así vas a ser mejor fotógrafo que tu Padre ya verás.
La ruta una maravilla, la estación la más bella el otoño y dentro del otoño a primeros de noviembre cuando los colores se convierten en arco iris y los contrastes de color y luz hacen que podamos observar esas maravillas de la naturaleza que tan bien habeis sabido captar Luisma, Amali y Alvaro. Enhorabuena sois únicos y los reportajes una maravilla.-
Un saludín

Anónimo 11 de diciembre de 2011, 23:57  

Lugar muy tranquilo, sosegado y muy divertido. Bosque frondoso y lleno de acebos. Hay que indicar la dureza de la ruta, pues estás casi 2 horas subiendo sin descanso y tramos muy pronunciados. Realizada el 11/12/2011, mas que ruta, parece una prueba, pues hay barro hasta los tobillos en algunas zonas y practicamente en toda la subida hasta las suelas de las botas. El bosque es impresionante, mucha tranquilidad y hacia tiempo que no veía tanto musgo. Si me lo permite el autor y moderador, vuelvo a indicar la dureza de la subida, es fuerte. Mis sobrinos LLarina y Juan Frasco, la han denominado cariñosamente, LA RUTA`LBARRU

Luisma 12 de diciembre de 2011, 2:30  

LA RUTA`LBARRU , ja ja , nombre muy apropiado para la mayoría de las rutas en estas fechas :-D

Un saludo y gracias por tu comentario

Anónimo 14 de diciembre de 2011, 6:40  

Leyendo la nota de la ruta´lbarru, mi hijo Ethan que hizo 8 años éste mes, se portó como un campeón como siempre, pues hacemos rutas de una jornada entera, o ruta btt de 30/40kms, o futbol o esquí y aguanta todo. Un campeón vamos. No lo mencioné el otro día y casi me dá con un esquí en la cabeza, jajaja. Com dije mi sorino y mi sobrina junto con mi hermana Rosi, disfrutamos mucho de la misma. En invierno, mejor algo menos complicada, pero, muy divertida y bosque muy frondoso. Saludos

victoriano 12 de enero de 2014, 10:45  

Muy buenas fotos y descripción de la ruta.Posiblemente la haga este mes de Enero a pesar de no ser el mejor mes.

© http://www.semeyasdeasturias.blogspot.com/
Queda expresamente prohibida la copia y reproducción de las imágenes y textos de esta web con fines comerciales, sin el permiso previo de los propietarios.En el caso de que se utilicen para uso privado del usuario, deberá de hacerse inexcusablemente referencia directa a los propietarios de esta web y poner un link / enlance a la misma.
Los autores de este blog, en ningún caso se hacen responsables de las opiniones expresadas por los usuarios en sus comentarios.
semeyasimagenesdeasturias@gmail.com