Conocer este pequeño espacio de tierra llamado Asturias, es el objetivo con el que nace Semeyas de Asturias.

Escarpadas y abruptas montañas, frondosos bosques, rios, arroyos, cascadas, acantilados, playas y recónditas calas, configuran esta ancestral tierra de belleza indescriptible.

Conociendo, disfrutando, divulgando y colaborando en la medida de nuestras posibilidades, en la protección de sus espacios naturales, su flora y su fauna salvaje, contribuiremos a que generaciones posteriores, disfruten de esta tierra mágica, de este Paraíso Natural, que es Asturias.

Asturias, es en muchos casos el último refugio para muchas especies que caminan hacia la extinción.

Nuestra conducta cuando nos internemos en sus bosques, en la montaña no ha de ir encaminada solo hacia nuestro propio disfrute, sino a colaborar en defender la supervivencia de todos los seres vivos que comparten este espacio con nosotros.

Osos pardos, lobos, zorros, ciervos, rebecos, corzos, gamos, nutrias, etc. etc. , su existencia depende de como nos comportemos.

Solamente si respetamos sus costumbres, su hábitat natural, solamente así, tal vez mañana en la cumbre de una montaña, en un claro de un bosque podamos en compañía de nuestros hijos o de nuestros compañeros de ruta, mientras comemos un bocadillo, observarlos en todo su esplendor y compartir con ellos un momento único y mágico.



Popular Posts

martes, 4 de noviembre de 2008

Pico Monsacro

El Pico Monsacro , se encuentra en el Concejo de Morcín , situado en el centro de Asturias , limita con los Concejos de Santo Adriano, Ribera de Arriba, Mieres, Riosa, y Quirós.
El cordal del Monsacro , casi unido a la Sierra del Aramo, alcanza su altitud máxima de 1.054 m, en el Picu La Fayona, también conocido como Cuitu Rumiru .

La ascensión al Monsacro, mágica montaña, plagada de historia, leyendas y tradiciones, puede realizarse desde casi todas sus caras.


Por la cara este saliendo de la Foz, por su cara sur desde el área recreativa de Viapara o bien optar por seguir la ruta más tradicional, la que asciende por su cara norte y es la mas dura, pero posiblemente también la más bella , nosotros optamos por esta última, partiendo de la aldea de la Collá.


Para llegar a la Collá, se coge la N63o en dirección a León, cogeremos a la derecha el desvío a Santa Eulalia de Morcín, una vez rebasada esta localidad, tomaremos a la izquierda la estrecha carretera de La Foz hasta La Collada.


Iniciamos nuestra ruta por un camino ascendente que sale a la izquierda , y que se encuentra señalizado por un cartel indicativo :


De aquí en adelante no encontraremos ningún tipo más de señalización de la ruta a seguir.

Comenzamos nuestra andadura a las once menos cuarto de la mañana, la temperatura, a duras penas sobrepasa los siete grados, el sol luce en lo alto, pero no consigue traspasar las sombras que cubren el ascendente camino, por el que en breve nos encontraremos con una portilla



Pasada la portilla, enseguida llegamos a una bifurcación, en la que tomaremos el camino que sale a la izquierda siempre en sentido ascendente :

Poco a poco seguimos ascendiendo, los arboles van desapareciendo y el camino se convierte en un estrecho sendero, que en zig-zag nos hace ganar altura rápidamente.

Sin mayor dificultad se llega a la llamada Silla del Obispo, desde donde se disfruta de una bellísima panorámica y la tradición cuenta, que Santo Toribio se sentó a descansar .

El sendero comienza a hacerse más ancho, la pendiente es menos pronunciada y en breve tras pasar al lado de algún tejo :


Alcanzamos el Mayáu de les Capilles, también llamado de la Magdalena.

A su entrada a la izquierda , las rocas calizas forman una singular y bella imagen , que contemplamos mientras hacemos una breve parada.


A la derecha nos encontramos con la ermita de la Magdalena, antiguamente llamada ermita de abajo.
Dedicada a la Magdalena es del siglo XII, nave rectangular y ábside en cabecera semicircular, orientada al este y de estilo románico tardío.


Comenzamos a cruzar el mayáu por el "prau del ermitaño", por el lado izquierdo de la charca , dejando a nuestra derecha "la ermita de abajo"


Cruzada la charca, tomamos la pista que sale hacia la izquierda en sentido ascendente, a la derecha podemos ver algunas de las cabañas que salpican el paisaje.



Vamos dejando atrás la primera ermita, la charca y las cabañas :


Frente a nosotros ya tenemos la segunda ermita, llamada "ermita de arriba" , de Santiago o de Santo Toribio.
En sus alrededores y en la cima de la montaña, fue descubierto un importante conjunto tumular de origen megalítico, incluyendo hachas de piedra pulimentadas, así mismo se encontraron dólmenes, yaciendo uno de ellos bajo la ermita.
Como decíamos al principio, es esta una montaña mágica, plagada de historia, leyendas y tradiciones.
La presencia de dólmenes y túmulos funerarios, indica que hace miles de años, aquí, en la tierra que pisamos ahora mismo, los Astures consideraban ya esta montaña como sagrada y símbolo de poder.


Como es habitual, tras la romanización y cristianización de estas tierras, sobre los ancestrales y mágicos restos , fue construida la llamada “ ermita de arriba”.



Esta montaña y esta ermita , quedararían con posterioridad, profunda e inequívocamente unidas a la historia del Reino Astur.
La tradición, uniria para siempre a la "Ermita de Arriba", el Arca Santa, las Sagradas Reliquias y el Reino de Asturias.

Existen dos versiones sobre ello:

En una Santo Toribio, obispo de Astorga, por inspiración divina viajo a Tierra Santa y antes de la caída de los Santos Lugares, reunió las reliquias y llegado a la costa asturiana, se dirigió con el arca al Monsacro, depositando el arca en una cueva, en realidad un pozo dolménico, sobre el cual mandó construir una ermita, La ermita de Nuestra Señora del Monsacro.
En la otra , el Arca Santa, ante la invasión musulmana, es trasladada desde Toledo, capital del Reino Visigodo, hasta tierras Astures, siendo enterrada en el Monsacro.
Ambas versiones serian con posterioridad armonizadas, y el Arca Santa enterrada en el Monsacro y que Alfonso II trasladó a la Catedral de San Salvador en Oviedo, contendría, tanto las reliquias traidas por Santo Toribio desde Tierra Santa como las que se habían trasladado desde Toledo a Asturias.



Si no fuera poco con la presencia de dólmenes, túmulos funerarios y la tradición sobre el Arca y las Santas Reliquias, la ermita que ahora abandonamos para continuar nuestro camino hacia la cumbre, por su estructura octogonal , la cueva, el altar interior, ….., la adoración en esta capilla de una Virgen Negra,(perdida durante la guerra civil), el conjunto tumular asentado bajo la capilla, (aspecto muy valorado por los Templarios a la hora de situar sus capillas octogonales con fines iniciáticos), es más que posible que fuese una encomienda de la Orden del Temple.



Lentamente, sin prisa, vamos ganando altura y admirando el paisaje que se abre ante nosotros:


Al frio matinal le sustituye un calor más propio de la primavera o el verano que del otoño.


Ganamos en altura y en vistas :


A la izquierda, a la derecha, mires a donde mires :


Ya tenemos la cumbre a la vista, a unos metros


La cima, con su buzón de cumbres colocado por el Grupo de Montaña El Civilu



Por casualidad, la tarjeta que recogimos en el buzón , era de un miembro de ese grupo de montaña, José Antonio



Desde la cumbre las vistas son maravillosas, por desgracia no pudimos quedar mucho tiempo, ya que una plaga de mosquitos y tábanos impresionante, no hacia muy agradable la estancia.
La Foz de Morcín


Los Picos de Europa


Espectacular y amplia panorámica la que se nos ofrece en todas las direcciones:




Mientras "uno lucha desesperadamente” contra la marabunta de mosquitos y dispara la cámara sin cesar, otros más “avispados”, ya bajaron unos metros y observan la escena sonrientes.


Entre las rocas, comenzamos a descender hacia "Les Capilles"


Una mirada atrás, hacia la cumbre que acabamos de dejar :


El Mayáu de les Capilles, desde la Ermita de la Magdalena :



El tiempo se pasa volando cuando lo estas pasando bien , hoy cambiaron la hora y como no sabemos muy bien a que hora oscurecerá, tras comer tranquilamente, comenzamos el descenso hacia la Collá.



Por el estrecho y zigzagueante sendero que antes subimos, descendemos rápidamente


Se acaba el sendero, comienza el amplio camino , el arbolado ...


Dicen que todo se acaba, pero esto no es el final, simplemente el comienzo de una nueva ruta.


La ruta se puede hacer tranquilamente en unas cuatro horas y media , salvándose un desnivel de unos 660 metros.

Enlace Albúm fotográfico

2 comentarios:

Carlos 7 de noviembre de 2008, 6:35  

Enhorabuena por esta entrada. La verdad que siento envidia sana de no poder estar en vuestra tierra a todos horas, como vosotros hacéis. Aunque bueno, en mente tengo irme allí a vivir, no vayáis a creer...
Las imágenes preciosas. Menudas vistas y vaya día más bueno que os hizo. Un día de esos en los que, mires a donde mires, se te pierde la vista en el horizonte.
Ya estoy deseando ver nuevas imágenes.
Un saludo desde Toledo
Carlos

Anónimo 23 de abril de 2011, 10:08  

yo que hiceel cares con dos amigoq cuanto tenoa 22 anos, no piude volver hasta los 50 con mi hijo, a partir de ahi volvi todas las vacaciones hasta hace cuatro anos, ahora con prolemas, si bien vuelvo rtodos los anos a asturias, no estoy en posibilidad de grandes paseos,el ultimo fue a la cruz de priena, donde baje sentado arastrando por un camo de helechos, hoy en dia me quedan sus escaladas,de ustes, gracias porpermitirme visitar .

© http://www.semeyasdeasturias.blogspot.com/
Queda expresamente prohibida la copia y reproducción de las imágenes y textos de esta web con fines comerciales, sin el permiso previo de los propietarios.En el caso de que se utilicen para uso privado del usuario, deberá de hacerse inexcusablemente referencia directa a los propietarios de esta web y poner un link / enlance a la misma.
Los autores de este blog, en ningún caso se hacen responsables de las opiniones expresadas por los usuarios en sus comentarios.
semeyasimagenesdeasturias@gmail.com