Conocer este pequeño espacio de tierra llamado Asturias, es el objetivo con el que nace Semeyas de Asturias.

Escarpadas y abruptas montañas, frondosos bosques, rios, arroyos, cascadas, acantilados, playas y recónditas calas, configuran esta ancestral tierra de belleza indescriptible.

Conociendo, disfrutando, divulgando y colaborando en la medida de nuestras posibilidades, en la protección de sus espacios naturales, su flora y su fauna salvaje, contribuiremos a que generaciones posteriores, disfruten de esta tierra mágica, de este Paraíso Natural, que es Asturias.

Asturias, es en muchos casos el último refugio para muchas especies que caminan hacia la extinción.

Nuestra conducta cuando nos internemos en sus bosques, en la montaña no ha de ir encaminada solo hacia nuestro propio disfrute, sino a colaborar en defender la supervivencia de todos los seres vivos que comparten este espacio con nosotros.

Osos pardos, lobos, zorros, ciervos, rebecos, corzos, gamos, nutrias, etc. etc. , su existencia depende de como nos comportemos.

Solamente si respetamos sus costumbres, su hábitat natural, solamente así, tal vez mañana en la cumbre de una montaña, en un claro de un bosque podamos en compañía de nuestros hijos o de nuestros compañeros de ruta, mientras comemos un bocadillo, observarlos en todo su esplendor y compartir con ellos un momento único y mágico.



Popular Posts

viernes, 14 de noviembre de 2008

Desfiladero de las Xanas

El Desfiladero de las Xanas, fue declarado Monumento Natural por el Principado de Asturias, en Abril de 2002.
La ruta del Desfiladero de las Xanas, tanto por su gran interés natural, paisajístico y didáctico, como por su escasa dificultad, es una de las mejores elecciones como ruta de iniciación para pequeños y mayores.
La belleza paisajística y la escasa dificultad, unidas a la privilegiada situación donde se localiza, en el Concejo de Santo Adriano, a escasos minutos de las principales ciudades de Asturias, hacen de esta ruta una solución perfecta para las épocas del año, como el otoño o el invierno, en que los dias son muy cortos, y hay pocas horas de luz.


En el Concejo de Santo Adriano, se pueden disfrutar de otros atractivos turísticos, como: visitar la Casa del Oso o el cercado donde se encuentran las osas pardas cantabricas Paca y Tola .etc.
Para acceder, se toma la Autovía A-63 Grado-La Espina hasta Trubia. Tras cruzar el puente sobre el río Nalón, tomamos el desvío a la izquierda por la carretera AS-228, antes de llegar a Villanueva ( capital del Concejo), nos encontraremos con un nuevo desvío a la izquierda en dirección a las aldeas de Buseco y Tenebreo.Tomando esa desviación, a unos escasos 50 metros, está el área recreativa de las Xanas, en cuyo aparcamiento dejaremos nuestro vehículo.


Comenzaremos nuestra ruta tomando la carretera que sube a Tenebreo, a unos doscientos cincuenta metros nos encontraremos ,con un sendero que sale hacia la derecha en sentido ascendente, señalizado por una losa de piedra ( la de la imagen anterior).
Comenzamos aquí a ascender suavemente por el sendero de piedras ganando altura sin ninguna dificultad.

Esta ruta, como decíamos antes, es totalmente asequible y perfecta para la iniciación de los más pequeños, como ejemplo esta imagen de hoy , de nuestro “pequeño gran montañero”, que hoy repite ruta.


Y esta otra, de hace cuatro años, cuando con cuatro años recién cumplidos, sin ninguna ayuda la hizo sin ningún problema.

La senda fue excavada en la montaña, en un antiguo proyecto para conectar los pueblos de Pedroveya, Rebollada y Dosango con el valle del Trubia. En nuestro caminar hacia Pedroveya, iremos atravesando varios túneles.


Poco a poco, nos vamos introduciendo en el desfiladero, con el río a nuestros pies, encajonado entre la pared por la que vamos y la situada a nuestra derecha.

Comenzamos la zona mas abrupta de la senda, en algunos puntos puede haber hasta ochenta o noventa metros de caída hasta el río .


Entre las paredes rocosas del desfiladero pequeños bosques otoñales salpican el paisaje.

La senda es amplia, así todo, recientemente han fijado a la pared un pasamanos de cuerda, que no había hace cuatro años, para mayor seguridad de quien lo necesite.


Una mirada hacia atrás para contemplar el paisaje que nos rodea.

La senda, discurre ascendiendo muy suavemente aproximándonos al final del desfiladero

Desde el último túnel se comienza a ver el bosque que tendremos que atravesar

El paisaje cambia radicalmente, las paredes rocosas son sustituidas por el bosque.



Las nubes por momentos se hacen a un lado, y la luz del sol ilumina los castaños, que brillan con el esplendor de los colores del otoño.

El río, que antes llevamos muy por debajo de nosotros, ahora está a nuestrra.
Tal vez. con un poco de suerte, tras un viejo castaño o sentada en una piedra peinándose sus rubios cabellos se encuentre una Xana .

No vimos ninguna Xana, ni mucho menos encontramos alguno de sus tesoros, al menos no material, pero seguro que nos observaban y disfrutaban como nosotros, con la belleza del centenario bosque.

En un recodo del camino, Álvaro, descubre una pequeña cueva , encantado se acerca preguntándose si: ¿ Será la cueva de un oso, tal vez de una Xana ?
Por desgracia, ni una cosa ni la otra, es un basurero.
Da la impresión , de que en su día taparon con maderos la cueva para evitar accidentes, y ahora hay quien lo utiliza como estercolero.
Ni entendemos, ni comprendemos, a quienes son capaces de hacer una ruta con latas, botellas llenas,etc.. en la mochila y cuando están vacías la tiran en cualquier lado.
¿Qué trabajo les costara volver de regreso con ellas vacías?
¿Incultura, falta de educación? , ¿ Qué opinarían si fuéramos de visita a su casa, e hiciéramos lo mismo que ellos hacen en esta que es, nuestra, vuestra, la casa de todos ?


Eric Pérez y Juan Luis Somoano ( 50 Excursiones selectas de la montaña Asturiana – 1983 ) decian:

" Al salir a la naturaleza debe irse con mentalidad de disfrutar al máximo de ella y en ella, con la única norma de respetarla también al máximo, tratando de mantener en todo momento una armonía con ella, dejándola tal cual nos gustaría encontrarla, llevándonos absolutamente todo lo que hayamos traído hasta allí, sin dejar nada que pueda delatar nuestra anterior estancia al próximo visitante.
Manteniéndola limpia y cuidándola en todos sus aspectos estamos permitiendo que futuras generaciones puedan seguir teniéndola como a nosotros nos la entregaron.
Está en un grave error quien piense que la naturaleza, la montaña se estropean por el hecho de que muchos la recorramos, la visitemos, la admiremos.
Es suficiente con que un grupo de tres personas deje sus bolsas de la basura en un lugar para que éste se convierta en un estercolero, cuando cientos de personas pueden haber estado pasando por él sin tirar una sola colilla, llevándose todo lo que no fuese absolutamente natural.
La naturaleza es patrimonio universal y todos tenemos derecho a recorrerla, sólo debemos concienciarnos de lo importante que es cuidarla. "

Por desgracia para nosotros, pero sobre todo para ellos, para los que dejan las bolsas, las latas etc.. no lo han leído , y no creo que lo vayan a hacer nunca .

Continuamos camino, llegando enseguida a un puente de madera , por el que cruzaremos al otro lado del rio.


Siguiendo el sendero , nos encontraremos con las ruinas de un antiguo molino, un poco más adelante veremos unas escaleras cuyos peldaños están construidos con traviesas de ferrocarril


En este momento, aunque no existe señal alguna y la bifurcación ni esta señalizada ni es aparente a simple vista, podemos optar por tomar tanto el camino ascendente hacia la derecha (el de las traviesas), como tomar a la izquierda por uno menos claro, pero que es mucho más corto, y el que se siguió siempre; cualquiera de los dos nos lleva a Pedroveya.

Quien opte por tomar el antiguo sendero que sale hacia la izquierda, en poco tiempo, saldrá a un empinado prado, desde el que ya se ve la Ermita de Pedroveya.

Como nosotros no conocíamos el camino de la derecha, ya que es nuevo y las otras veces que habíamos hecho esta ruta no existía, decidimos cogerlo y dejar para el regreso el antiguo sendero.

Tras subir el tramo de escalones, el amplio camino cubierto de hojas nos acerca hasta


una nueva bifurcación, donde encontramos un poste señalizador, que en teoría, solo en teoría, indicaría que el sendero que sube a la derecha lleva a la aldea de Robellada y que para ir a Pedroveya habría que continuar por el camino que desciende hacia la izquierda,( el poste indicador está, pero solo indica el camino a la Reobllada ya que el que indicaría a Pedroveya no existe.

Junto con un grupito de personas , que allí estaban paradas en esa situación, tomamos el camino descendente, que tras pasar una portilla y una pequeña ascensión final , lleva sin pérdida alguna a la Ermita de Pedroveya.

Junto a la ermita, como en tantos otros lugares de Asturias, un centenario texo, el árbol sagrado de los Celtas, de los Astures.
El texo, representa el vínculo de los pueblos celtas con la tierra, es el árbol de la vida, pero también lo es de la muerte, con su veneno se suicidaban los guerreros Astures antes de ser derrotados y caer en la esclavitud y siguiendo las tradiciones Celtas creían que las raíces de los texos llegaban a a las a bocas de los muertos, la unión de la vida y la muerte, en un circulo mágico y sagrado.

(Vista de la aldea de la Rebollada, desde la Ermita)

Al lado de la ermita y el centenario texo , podemos comer tranquilamente, disfrutando de las vistas sobre la Rebollada o bien acércanos por la carretera hasta Pedroveya y degustar las afamadas especialidades de la cocina tradicional asturiana en Casa Generosa, en ese caso lo más recomendable sería que hubiéramos reservado mesa antes (985 78 30 46).

(Vista de Pedroveya )


Sentados al lado de la ermita, vemos como un grupo de gente que viene de Pedroveya, se acerca al texo y uno tras otro lo van tocando, aún en nuestros días, el anciano árbol conserva su magia y atractivo, todavía como hace miles de años, se acercan a él “confiando en llevarse algo de su magia”.

Cuando pasan a nuestro lado, Álvaro ni corto ni perezoso, se pone a hablar con ellos y a explicarles, que no vale con tocar el texo, que así, no se van a cumplir los deseos ni les va a dar suerte y cuando nos queremos dar cuenta, ellos y él, él y ellos, se dirigen de nuevo hacia el texo, explicándoles el ritual a seguir.

En nada, todos, Álvaro incluido como maestro de ceremonias, como un pequeño druida, se van colocando alrededor del texo, la mano izquierda con la palma abierta apoyada en el árbol y la derecha sobre el pecho, con el puño cerrado para que la energía que fluya del texo no se escape, los ojos cerrados mientras se pide el deseo …

Fue una anécdota simpática, ellos marcharon encantados y él se quedo mas contento todavía .




Para regresar, bajamos la empinada cuesta sobre la que está situada la ermita para enlazar con el antiguo sendero.


Es mucho más bonito y entretenido, la verdad donde este un sendero que se quite una pista.



La cena no nos la llevamos para casa, pero lo que nos reímos pescando con los bastones sin sedal, eso ………



Atrás dejamos ya el bosque y enfilamos la senda labrada en la roca








Al fondo ya se vislumbra el final de la ruta.





En resumen, una ruta sencilla y agradable, unos 8 km, que se pueden hacer en , bueno, eso depende, de si te paras a buscar Xanas, a pescar ......

(Realizada 8/11/2008)

Declarado Monumento Natural por Decreto 40/2002

5 comentarios:

Marina 17 de noviembre de 2008, 8:20  

Menudas imagenes del bosque, preciosas, el sitio por lo que enseñais es guapisimo.
Teneis toda la razon con los sinverguenzas esos que lo dejan todo tirado.
Muy original lo de la anecdota del deseo.
¿ Sabeis, se echa en falta ?alguna referencia a alojamientos, para los que somos de fuera de Asturias nos vendria de perlas .
Un saludo , desde Madrid

ALEX 17 de noviembre de 2008, 9:23  

Que recuerdos me traen esta ruta y que bien comimos en casa Generosa.Enhorabuena por el reportaje.
un saludo desde Valencia.

Alex.

Carlos 17 de noviembre de 2008, 11:14  

El desfiladero de las hadas...
Espero poder ir pronto a hacer esa ruta. La verdad es que la entrada es magnífica, como siempre. Las fotos... geniales!!
La lástima es lo de la basura... La gente es muy guarra, así con todas las letras. No sé si habréis visto la entrada de las Cascadas del Purgatorio de mi blog, pero es que la gente no respeta nada. Luego eso repercute en los que cuidamos las cosas, y por su culpa ponen leyes que nos perjudican.
Yo me pregunto: ¿en su casa tendrán la misma mierda?

Un saludo.
Carlos

P.D.: Espero poder conoceros pronto.

Rober 16 de octubre de 2011, 12:55  

Hola:
Te he hecho un enlace al final de mi entrada al respecto de esta ruta.
Me gusta mucho tu pagina, y nos animas a visitar estos lugares a traves de tus fotografias:
http://darkwolf.es/?p=1164

Te he 'copiado' el como llegar, espero que no te importe.

Un saludo!

Anónimo 14 de abril de 2014, 3:33  

Este fin de semana hemos hecho esta ruta y nos ha encantado. No somos senderistas y esta ruta es una opción perfecta por su facilidad.
Simplemente, increíble.

© http://www.semeyasdeasturias.blogspot.com/
Queda expresamente prohibida la copia y reproducción de las imágenes y textos de esta web con fines comerciales, sin el permiso previo de los propietarios.En el caso de que se utilicen para uso privado del usuario, deberá de hacerse inexcusablemente referencia directa a los propietarios de esta web y poner un link / enlance a la misma.
Los autores de este blog, en ningún caso se hacen responsables de las opiniones expresadas por los usuarios en sus comentarios.
semeyasimagenesdeasturias@gmail.com